La Huacachina: oasis natural

Y bueno, como es costumbre llegó de nuevo esos días en los que sólo necesitaba escapar. Necesitaba desaparecer por aunque sea un par de días en busca del sol, de nuevos aires y de desconexión.

Por más que Lima me parece una ciudad de muchos encantos, a veces puede llegar a abrumarte. Eso de “limalagris” es 100% realidad sobre todo en el invierno así que siempre que se puede, hace bien salir.

Me vinieron recuerdos de mi niñez de alguna vez que fui a La Huacachina con mi papá y mis hermanos y nos quedamos en el Mossone. Recuerdo un lugar soleado, lindo, tranquilo y con muchos juegos de mesa. Así que decidí volver y quedarme en el mismo lugar en el que me quedaba de niña.

2018-07-21 16:51:01.681

2018-07-21 12:08:38.351

2018-07-21 14:13:06.034.jpg

IMG_7945

El Mossone es el hotel más antiguo de la Huacachina, definitivamente el más imponente a primera vista y con un jardincito lindo al interior del establecimiento. Tiene una piscina cruzando la pista que se veía buenaza para un día de mucho calor pero esta vez no la llegamos a usar.

Pude tomar un par de fotos lindas del jardín que fue mi parte favorita pero en general, ya no es el mismo de antes. No tienen juegos de mesa, no está ese barcito que recordaba con sillones mirando a la laguna y la verdad que el precio de la habitación me pareció un tanto exagerado para la calidad del servicio.

Hoy en día hay muchas más opciones de alojamiento como un par de hostels que vimos por ahí con una onda muy bacán. Recomiendo darles una mirada.

El plan dentro de Huacachina es un poco limitado, nosotros llegamos un poquito antes del almuerzo y lo que hicimos fue primero dar una vueltita de “reconocimiento” por la zona, luego nos tomamos un pisco sour de bienvenida y nos fuimos a almorzar.

IMG_8356

Eso sí, comimos un lomito saltado bien taipá que nos llevó directo y sin escalas a la siesta.

Después de levantarnos llegó la hora de lo más divertido del viaje, hacer sandboard en las dunas de La Huacachina. Un poco de adrenalina nunca hace daño y un buen sunset en las dunas tampoco.

2018-07-21 16:50:52.094IMG_8493

IMG_8032 (1).jpg

IMG_8046

El día terminó con un par de moretones por esas bajaditas mortales en las dunas más grandes, unas varias sesiones de “ocho loco” y unas pizzas deliciosas por la noche.

La verdad que no hay tantísimo por hacer en La Huacachina en sí pero la provincia de Ica es grande y tiene lugares mágicos dentro de él.

Uno de ellos es el viñedo de Tacama el cual conocimos al día siguiente. Un lugar hermoso con un restaurante delicioso y un show de caballos de paso y baile en marinera para disfrutar.

IMG_8159

IMG_8160

Hay diferentes recorridos a los que pueden acceder como un tour por la bodega donde te explican cómo se hace el vino, un tour por el viñedo inmenso, catas de vino y todo lo que hay alrededor hace que valga totalmente la pena una visita.

IMG_E8091

Processed with VSCO with a4 preset
Processed with VSCO with a4 preset

IMG_E8274

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: